Una delegación de AJE acudió el pasado miércoles a la Finca Pago de Carraovejas de la familia Ruíz donde conocieron de primera mano las instalaciones, cataron los mejores caldos y pudieron compartir mesa y mantel con el empresario José María Ruíz.

El siempre amable hostelero mostró su lado más amable a la hora de aconsejar a los jóvenes empresarios y reconoció estar en una «época de oportunidades» que siempre tendrá que ver con la excelencia en el trato a los clientes y la dedicación al negocio.

La conciliación de la vida familiar y laboral y los motivos que han hecho merecedora a la bodega de ser objeto de estudio por el instituto de empresa también fueron temas que estuvieron sobre la mesa.

AJE quiere por este medio agradecer públicamente la amabilidad y disponibilidad de toda la familia Ruíz para atender y brindar a la AJE todas las facilidades para la visita.